martes, 4 de enero de 2011

“Yo perdono, pero no olvido.”

Has colocado un cajón, en el cual, guardas con doble llave las experiencias negativas, desengaños y los momentos difíciles que has vivido...
Cuando se perdona pero no se olvida, la relación se envenena, como resultado hace infelices a todos los involucrados: al que no olvida, porque el simple hecho de estar recordando las cosas negativas le amarga la vida y le impide la felicidad, y al que se le están echando en cara las cuentas pendientes, porque se siente arrepentido... O igual no, pero lo que esta claro es que se siente agredido.

Un elemento importante para lograr la felicidad es el saber perdonar.
En toda relación se generan problemas y desacuerdos, se producen situaciones que pueden causar molestia y enojo, pero eso no implica que se tengan que quedar cuentas pendientes.
Hay dificultades y malos entendidos, incluso problemas graves de relación, pero si no se perdona, si se guarda rencor, la relación se va a ir a la mierda y la infelicidad de ambos va a ser la principal consecuencia.


Aprende a perdonar, liberate del veneno acumulado por el rencor y el resentimiento. Vete deshaciendo de los sentimientos negativos hasta recuperar el equilibrio.

El perdón no es cuestión de razón.
El perdón en muchas ocasiones aparece como algo ilógico, hasta cierto punto irracional, pero lograr perdonar y liberarse del rencor tiene su lógica.

Y no te olvides de la parte mas dificl de todas, el perdon a ti mismo.

Perdona los errores que cometiste, porque si no sabes perdonarte no sirve de nada que te perdonen y por lo tanto no eres feliz.


Asi que… A que esperas?

Olvida todo aquello que te hace daño y sé feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ELLAAAS ❤

Si, ellas, mis siete niñas del alma. Gracias por cada momento vivido a vuestro lado, por no dejarme caer, y hacerme levantarme en cada intento. Gracias por ser como sois.
Gracias por alegrarme las mañanas en el autobús, por hacerme las semanas mas amenas, por unirnos cuando más lo necesitamos, por todas esas tardes de aburrimiento que al final acaban en una sesión de fotos, por vosotras.
Daniela, Cristina, Sara,Maialen, Yaritza, Leyre y Sayoa.

ELLOOS:D

Mis pequeños monstruitos! Que poco a poco han ido formando parte de mi, y que ahora sin ellos no sería lo mismo.

Fermín, Jesús, Miguel, Egoitz, Aitor y Ánder.